Como ser una mamá chic y no morir en el intento

Cuando una mujer se convierte en mamá, las cosas cambian, tus prioridades, tu forma de pensar, tu cuerpo, tu piel, tu tiempo, tu presupuesto, básicamente todo cambia y hay que encontrar la manera de adaptarse a este nuevo y maravilloso mundo lleno de pañales, leche, kilos de ropa sucia y comida por todas partes.

Con todas estas nuevas responsabilidades y prioridades, uno como mujer tiende a dejarse un poco de lado; por falta de tiempo, no tener quien cuide de tu hij@, dificultad para organizarnos, enfermedades de los hijos, el trabajo, las tareas de la casa y un sin fin de cosas más.

Si eres de esas mamás que les preocupa verse bien la mayor parte del tiempo, pero no encuentran el momento en el día para hacerlo, acá van unos consejitos para lograr ser una mamá chic y no morir en el intento:

  1. Ocupa el tiempo en que duerme tu hij@ para darte un momento para ti: aprovecha de lavar tu pelo, secarlo, hidratar tu cuerpo, o cualquier cosa que sea un regaloneo para ti.
  2. Ten una rutina de belleza rápida pero eficaz: Idealmente mañana y noche, limpia tu cara e hidrátala. Por la mañana, después de la limpieza, optimiza tu tiempo y maquíllate con tus básicos favoritos.
  3. Simplifícate la vida: Si Mahoma no puede ir a la montaña, la montaña irá a Mahoma. No pierdas tiempos en traslados, tiempo que puede ser valioso con tus hij@s, que el estilista vaya a tu casa a realizar el servicio que necesitas.
  4. Organiza tu clóset por tenidas, con diferentes opciones, de esta manera no estarás todos los días pensando que ponerte cada mañana.

 

Esperamos que te hayan servido estos consejos, y los puedas aplicar en tu día a día. Cuéntanos cómo tu te organizas para tener tiempo para ti.

XOXO Equipo Ameiz

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.